Castillo de Alcalá de Xivert

Acceso con dificultad en coche. Vía ruralVista panorámicaPaisajePicnic

En la sierra de Irta, a cuatro kilómetros de la población, se encuentra el castillo de Alcalà de Xivert, uno de los más importantes de la Orden del Temple en el antiguo reino de Valencia.

El castillo fue donado a los templarios por el abuelo de Jaume I y reclamados por éstos durante el asedio a Burriana. El monarca empezó a tener problemas de abastecimiento y tuvo que hacer frente a la situación comprando dos galeras que transportasen víveres por mar. Las arcas reales estaban agotadas y tuvo que solicitar un préstamo a las órdenes del Temple y del Hospital.

Los hospitalarios se mostraron conformes, pero no así los del Temple, que pretendían consolidar los derechos sobre Xivert y Peñíscola otorgados por Alfonso II de Aragón, abuelo del Conquistador, y confirmado por Pedro I, padre de Jaume I.

El castillo fue conquistado definitivamente, después de tres meses de asedio, en 1233.

Durante la revuelta de las Germanías en 1521,el recinto quedó seriamente deteriorado y al poco tiempo de la expulsión de los moriscos, en 1609, quedó abandonado.

El conjunto tiene dos partes bien diferenciadas, la árabe y la cristiana. La parte árabe está encerrada en el primer recinto amurallado externo, que data de los siglos X y XI.

En este espacio se distinguen las estructuras de las viviendas musulmanas y la red viaria de la población que se asentaba a los pies de la fortaleza, además de varios tramos de murallas y restos de torres.

En la parte superior de la montaña está la fortaleza templaria, que contaba con capilla, dependencias, aljibes, caballerizas... así como varios torreones bastante bien conservados.

 

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies